¡Tenemos lo que queremos!

Hemos pasado la mayoría de nuestra vida pensando que somos el mejor país del mundo, la suiza Centroamericana, el destino soñado…el centro del Universo. Pero mientras todo eso pasaba por la cabecita de los Costarricenses un grupo de políticos nos secuestraron, nos ultrajaron, nos acabaron y nos han dejado en coma.

Hemos “rajado” de muchas cosas, pero la realidad es que al “rajar” lo único que hacemos es realmente ocultar el miedo a aceptar la realidad – no somos lo que creemos ser y me pregunto si alguna vez lo fuimos.

Cuando el Presidente Solís llegó a la Presidencia muchos dijimos que el era la opción menos mala y; realmente, el Presidente Solís ha sido lo menos malo que nos pudo haber pasado – distíngase “menos malo” de “bueno”. En aquel momento las otras opciones eran un FA – con políticas muy cercanas a Venezuela, la cual desafortunadamente va en picada; el PLN, un partido que hace mucho tiempo bautizamos como el PRILN en su similitud de políticas al PRI Mexicano y el PUSC, un partido que pudo haber marcado la pauta, pero se quedó en el intento.

A día de hoy, elegimos entre lo que sea que se presenta a elecciones y con eso nos conformamos.

  • Aceptamos elegir entre gobernantes con acusaciones y otros con muchos enredos sin resolver.
  • Aceptamos que se juzguen a dos ex-presidentes, pero a otros ex-presidentes que se les debería haber juzgado no se les toca.
  • Le damos trabajo a muchos foráneos, pero le huimos a la idea de ayudar nuestros indígenas porque desafortunadamente somos demasiado Europeizados, ¡claro! hasta que llegamos a Europa o EEUU y nos tratan como ciudadanos del tercer mundo – ya se que muchos van a negar este último comentario, pero como algunos quieren seguir viviendo en las nubes, ahí queda.

El Costarricense abrió las puertas al mundo y el mundo se robó el espíritu Costarricense. La Costa Rica que construyeron nuestros abuelos la empezaron a destruir nuestros padres y llegamos nosotros a darle el “puntillazo”.

¡Tenemos lo que queremos!

  • Queríamos comparar nuestro estatus con países que han vivido en guerra y mostrar nuestra supremacía, lo logramos. Desde luego hubiera sido más interesante una comparación con países como Singapur o Japón.
  • Creímos ser los mejores y ahí tenemos los resultados, somos uno de los estados con mayor incremento en la corrupción.
  • Creíamos ser el país más democrático del orbe y lo logramos, hoy día elegimos gente que se debate entre cual es el menos acusado y no cual es el que busca más progreso.
  • Creíamos ser el país más educado y ahí seguimos entregados a un sistema arcaico que defiende el uso de El Quijote como la era tecnológica defiende al internet.
  • Creíamos que el ahorro en ejército del que tanto nos jactamos nos iba a servir para algo, pero solo nos ha servido para pagar las pensiones de lujo y/o pensionar a muchos pobrecit@s que se doblaron un piecito y hoy viven desde los 30 años con una pensión por incapacidad.

No dudo de mi adorada Costa Rica, pero creo que mi pueblo se marchitó y veo muy lejano un renacer,

Carlos Calblan

Leave a Reply

Your email address will not be published.